Hace algunos años, cuando era estudiante universitario, me fui de la casa de mis padres y empecé a vivir en una casa cercana a mi universidad. La dueña de esa casa se encargaba de arrendar habitaciones a estudiantes, lo cual era genial porque tenía personas de mi misma edad y convivía con ellas en el día a día.

Uno de los problemas más comunes en esta casa era el uso del baño, especialmente en las mañanas ya que nuestro termo eléctrico no daba abasto para la cantidad de personas que vivíamos ahí, éramos unos cinco estudiantes.

Las mañanas eran una competencia por quién se levantaba primero y lograba entrar en alguno de los dos baños que había en la casa, si no lograbas ganar la competencia debías de bañarte con agua fría.

Los inconvenientes

Y es que ese es tal vez uno de los inconvenientes más grandes que tiene el termo eléctrico, ya que al tener una cantidad de agua caliente limitada (esto depende del modelo, hay termos de cuarenta litros y otros de doscientos) lo hace poco efectivo en una casa donde hay muchas personas, y más si son estudiantes que tienen clases en las mañanas.

Pero aunque el problema parezca algo grave lo es sólo por unos minutos. Si vives con mucha gente en una casa, como era mi casa, y se acaba el agua caliente sólo debes de esperar unos cuantos minutos y el termo volverá a tener. Incluso hay termos que se tardan menos haciendo esto, lo cual los hace bastante útiles.

Entonces ya lo sabes, si no tienes tanta gente bajo tu techo los termos eléctricos pueden ser una opción viable para tener agua caliente. Si son muchas personas, tal vez no sea tan efectivo.

Mas info? https://termoselectricos.es/

https://termoselectricos.es/